LO QUE TU QUIERAS SER

Os voy a contar una cosa que me pasó ayer…

Llegué a casa y no había luz.

Lo primero que pensé fue:” no puedo calentar la comida, no puedo cargar el móvil, no tengo agua caliente, tampoco puedo encender el ordenador ni conectarme a internet”…

“Bueno, no pasa nada, como algo rápido y así aprovecho para ponerme pronto a estudiar” me dije a mi misma.

Después de haber terminado todo lo que tenía planificado estudiar (bastante, por cierto) limpié la casa, organicé mi armario, disfruté de un buen café en mi terraza e incluso me terminé un libro que tenía a medias a la luz de la linterna.

Horas después, volvió la luz y me di cuenta de lo productiva que fui sin algo que a priori consideraba muy necesario.

pexels-photo-904616.jpeg

Puede parecer una tontería, pero hoy me he dado cuenta de todas las distracciones que tenemos que nos alejan de nuestras metas. Aunque en ocasiones creamos que las cosas que nos suceden pueden perjudicarnos, debemos ver el lado positivo y llevárnoslo a nuestro terreno, el de la positividad.

Quizá si hubiera tenido internet o incluso batería en el móvil, hubiera estado perdiendo más tiempo del que me gustaría reconocer.

Quizá si hubiera podido ver una serie, no me hubiera terminado el libro.

Quizá aun tendría el armario hecho una leonera (como decían mis padres).

Hacemos lo que nuestras distracciones no nos impiden. Que no te dominen, eres más fuerte que ellas.

 

Anuncios

SERÁS CAPÁZ

Hoy es uno de esos días que tenemos todos los opositores.

Tu mente se debate entre tu obligación de estudiar y tu necesidad de un merecido descanso.

Es por ello que he decidido hacerle caso a esa parte de mi que me dice que eche el freno, al menos por esta tarde.

Así es como se me ha ocurrido esta aventura de escribir un blog, porque creo muchas veces pensamos que este tipo de situaciones solo nos pasan a nosotros, pero, queridos compañeros… no estamos solos.

La tarea de opositar a priori puede parecer fácil (e incluso atractiva) pero a medida que pasa el tiempo te das cuenta de la carrera de fondo que has decidido comenzar.

pexels-photo-843266.jpeg

A diario hablo con otros opositores a los que considero compañeros. Mucha gente podría pensar, ¡pero realmente son tus rivales! y yo les respondería: puede parecer que lo son, pero realmente no lucho contra ellos, lucho contra mí misma.

Rodearte de gente que está viviendo lo mismo que tú, es más importante que llevar una cierta ventaja en cualquiera de las pruebas a las que te vayas a enfrentar. No solo por el hecho de poder comparar impresiones (e incluso enterarte de alguna que otra noticia relevante en tu oposición) sino que en ellos vas a encontrar el apoyo en esos lunes difíciles en que te sientes mal por no haber estudiado todo lo que deberías el fin de semana, o aquellos en los que te vas a apoyar cuando no hayas conseguido las marcas que esperabas.

Solo tienes que pensar que si hay 200 plazas, a ti te sobran 199 para conseguir tu objetivo.

¡COMENZAMOS!

Buenas futuros compañeros, bienvenidos al que es nuestro blog.

Y si, digo futuros compañeros, porque desde el momento en el que estás leyendo este blog, estás un paso más cerca de tu sueño.

Vamos a caminar juntos por este largo e intenso camino que es la oposición. Vamos a disfrutar y a sufrir juntos cada una de las etapas desde que decides opositar hasta que te encuentres con tu “apto”.

¿Te apuntas?